YACUIBA: TRAS VENCER AL CÁNCER, MUJERES LANZAN UN MENSAJE DE PREVENCIÓN

Mujeres que recibieron atenciones en la Unidad de Patología Cervical del Centro de Salud San José de Pocitos y pudieron controlar la enfermedad del cáncer cervicouterino, al punto de eliminar las lesiones pre-malignas, se organizaron para lanzar un mensaje de prevención para reducir las tasas de mortalidad, a través de la detección temprana.

María e Inés Torrico, quienes vencieron a la enfermedad, invitaron al ejecutivo regional, José Quecaña, a visitar el establecimiento de salud donde recibieron una atención especializada del ginecólogo oncólogo, Marco Alfredo Aguirre, para solicitarle que continúe apoyando a las mujeres con los programas de prevención de cáncer cervicouterino y promoción de la salud, para que más pacientes puedan superar esta enfermedad.

Las señoras que difunden el mensaje, aseguran que una prueba de Papanicolaou oportuna puede detectar a tiempo o descartar las lesiones que producen el cáncer cervical. Eso pasó con ellas, que fueron diagnosticadas con esta enfermedad en su etapa inicial y, con la ayuda del Gobierno Regional, accedieron a los exámenes, el tratamiento y las cirugías necesarias para estar bien, sin costo alguno.

El Gobierno Regional, a través del programa, realiza dos actividades para combatir este mal, por un lado, la Dirección de Salud desarrolla acciones preventivas mediante talleres de concientización en unidades educativas, centros de salud, mercados, organizaciones sociales, comunidades y otros grupos con presencia mayoritaria de mujeres y también brinda las atenciones especializadas gratuitas.

En el Centro de Salud del Distrito 1, de lunes a viernes, las mujeres pueden acceder a una prueba de PAP y, en el lapso de quince días, conocer los resultados. Para las personas que pudieran tener alguna lesión, todos los sábados, el Dr. Marco Alfredo Aguirre atiende en consulta a todas las mujeres, realiza las colposcopías, biopsias y cirugías menores para controlar y erradicar la enfermedad.

En la oportunidad, el Dr. Aguirre señaló que lo más importante para reducir el alto índice de cáncer cervical es la prevención, que va con las concientizaciones que realiza la Dirección de Salud, para que las mujeres asuman medidas y se realicen una prueba, que es la regla de oro para detectar este mal en su estado inicial; de forma que se pueda tratar, curar y restablecer la vitalidad de las pacientes.

Las señoras María e Inés, agradecieron a Quecaña por hacer realidad el programa e invitaron a todas las mujeres para hacerse una prueba del Papanicolaou, que es muy sencilla y puede salvar vidas. Asimismo, señalaron que es necesario asumir la responsabilidad social de impulsar en las mujeres, que lo mejor para cuidar la vida, es prevenir antes que curar la enfermedad.

Fuente: El Chaco Informa