A UN AÑO DE LA PROMESA DEL INTERCONECTADO, BERMEJO NO HALLA SOLUCIÓN AL PROBLEMA DE ENERGÍA ELÉCTRICA

El 19 de agosto del año pasado el alcalde Delfor Burgos convocaba a los medios de comunicación para anunciar que el gobierno nacional había tomado la decisión de hacerse cargo del interconectado al sistema nacional de energía eléctrica.

“El gobierno nacional va invertir los recursos económicos para el interconectado, agradecer al hermano presidente por esa predisposición con nosotros”, expresaba Burgos, “Estimamos que a mediano plazo ya estemos interconectados”, añadía.

De igual manera otras autoridades del Movimiento Al Socialismo (MAS) celebraban la noticia, luego de una reunión con el ministro de justicia Héctor Arce, coordinador político del MAS en Tarija.

Sin embargo hasta la fecha no se ha logrado nada en concreto; “Continuamos con las gestiones para reunirnos con el viceministro de energía y ENDE para concretar este proyecto” citaba el subgobernador Never Vega el pasado mes de mayo.

La noticia fue recibida con esperanza por las instituciones sociales que se encontraban preparando para recibir un aniversario más del municipio de Bermejo el pasado año en compañía del Vicepresidente Alvaro García Lineras.

Hasta la fecha no se ha firmado ningún contrato o documento con la Empresa Nacional de Energía (ENDE) para iniciar la instalación de las redes de transmisión, a pesar que la promesa cumple ya un año de anunciado.

DATOS

La subgobernación de Bermejo concluyó en 2013 un estudio a diseño final del proyecto de interconectado, se definió una inversión de 130 millones de bolivianos.

En época de campaña (sub-nacionales 2014) el subgobernador Never Vega en compañía del candidato a gobernador Pablo Canedo (MAS), se firmaba en la urbanización Porvenir un contrato con ENDE y se fijaba un anticipo del 20%.

En la gestión de Adrián Oliva se rescinde este contrato con ENDE, con el justificativo de “competencias”, la gobernación adoptaba postura de que el interconectado para Bermejo es una competencia nacional y no debían invertirse recursos departamentales.

Fuente: Fides Bermejo