YACUIBA: LA UNIDAD DE HEMODIÁLISIS DEL HOSPITAL RUBÉN ZELAYA CONTINÚA SIN MÉDICO ESPECIALISTA

dav

Si bien las diálisis continúan realizándose con normalidad, desde el 7 de agosto la unidad de hemodiálisis no cuenta con un médico especialista. Actualmente el trabajo lo realizan médicos generales y enfermeras, que fueron capacitados para manejar los equipos y atender a los pacientes.

Desde la renuncia presentada por el especialista nefrólogo que estaba a cargo de la unidad de hemodiálisis, quien trabajó hasta el 31 de julio, sumado al retiro del otro especialista de la Brigada Médica Cubana, el 7 de agosto, que por motivos personales retornó a su país, este importante servicio no cuenta hasta la fecha con un médico con la especialidad requerida.

Contrariamente a la información que brindó en su momento a nuestro medio la secretaria de Salud Safci del Gobierno Municipal de Yacuiba, Alba Riffarachs, este servicio no cuenta con médicos internistas. Actualmente, el quipo que está a cargo de realizar las diálisis lo integran dos médicos generales y siete enfermeras, que fueron capacitados y realizan un excelente trabajo, brindándose al máximo por los pacientes y dando mucho más de lo que deberían.

En una nota publicada por El Chaco Informa el 8 de agosto (Ver nota), Riffarachs, manifestó que a través de la Brigada Cubana, llegaría en los siguientes días un nefrólogo y que además, desde el Ministerio de Salud, también se designaría a un especialista boliviano a través del programa de los médicos que realizan el Año de Servicio Obligatorio (ASO). A la fecha, 14 días después, no ocurrió ni lo uno ni lo otro.

Tras indagaciones realizadas por el equipo de prensa de El Chaco Informa, tomamos conocimiento que en días pasados, arribaron dos nefrólogos de la Brigada Cubana; sin embargo, estos especialistas fueron destinados a las unidades de hemodiálisis de Caraparí y Villa Montes, que recientemente fueron inauguradas.

Por otra parte, de los nueve profesionales que integran el equipo que se encarga del servicio, tres tienen ítems ministeriales mientras que seis trabajan con ítems del Gobierno Municipal. El detalle es que, tal como ocurría con el Dr. Vargas, ninguno cuenta con beneficios. Esto obedece, a que los ítems que vienen por parte del Ministerio de Salud, son por designación, es decir, no están institucionalizados.

En el caso de los ítems municipales, son bajo la modalidad de contrato por tiempo determinado, que no llega ni a los tres meses. Una vez que se cumplen, se debe realizar un nuevo proceso de contratación, que generalmente demora algunos días entre conclusión y renovación, aunque los profesionales asisten con normalidad, a pesar de no recibir salario por ese “breve” periodo de tiempo.

Cabe recordar, que el Dr. Mario Humberto Vargas Sánchez, presentó su renuncia argumentando que no percibía un salario justo ni beneficios (Ver nota), como el bono de frontera, escalafón ni antigüedad. La situación claramente pone de manifiesto, que todo el equipo de la unidad atraviesa la misma realidad.

De acuerdo a normativas y disposiciones emanadas desde el Ministerio de Salud, un servicio se acredita con la regencia de un especialista, en el caso de hemodiálisis un médico nefrólogo. En Bermejo, la unidad de hemodiálisis inaugurada hace poco, estuvo parada por mucho tiempo justamente porque no contaban con el especialista. ¿Existirá el riesgo de que el servicio de hemodiálisis del hospital Rubén Zelaya sea suspendido por no contar con el nefrólogo?

La regencia de un nefrólogo es necesaria para resolver complicaciones que se puedan presentar, además de brindar la consulta externa. El consultorio de nefrología en el Rubén Zelaya, de momento permanece cerrado.

Un total de 37 pacientes reciben diálisis en diferentes turnos, tarde y mañana, de lunes a sábado. 27 son de Yacuiba, 8 provienen de Villa Montes y 2 de Caraparí, no obstante que en estos dos municipios recientemente se inauguraron los servicios de hemodiálisis.

Fuente: El Chaco Informa