YACUIBA NO CUENTA CON CARRO BOMBERO PARA SOFOCAR INCENDIOS FORESTALES

La Unidad de Bomberos de Yacuiba, dependiente del Comando de Frontera Policial, dispone de dos carros para sofocar incendios estructurales, pero no cuenta con un vehículo para sofocar incendios forestales. Además, es necesario mejorar las condiciones actuales de infraestructura de la Estación.

La emergencia que se tiene en el Departamento de Santa Cruz a raíz de los incendios forestales, genera preocupación en otras regiones como en el Gran Chaco y, particularmente en Yacuiba, debido a que no se cuenta con las condiciones adecuadas para afrontar un desastre de similar magnitud.

Yacuiba, es un municipio con una población que supera los 100 mil habitantes, de los cuales el 70% aproximadamente habita en el área urbana; el 30% vive en el área rural, en comunidades distantes unas de otras y en medio de una zona boscosa y seca.

En la actualidad, el municipio yacuibeño cuenta con una Unidad de Bomberos, al mando del Cap. Gonzalo Ojeda, que pende de la Policía Boliviana en lo institucional, y del Gobierno Regional en lo que respecta a la gestión de recursos económicos para su funcionamiento. Está además integrada por 20 bomberos de línea y 18 bomberos voluntarios.

Ojeda, refirió a El Chaco Informa, que si bien se cuenta con personal capacitado así como equipamiento, que incluso en otras regiones del país no se tiene, existen muchas falencias en la Unidad. El equipo de seguridad, ropa, botas, guantes, casco, tanque de oxígeno y otros, que utiliza cada bombero para realizar su labor, tiene un valor aproximado de 14 mil dólares. Yacuiba cuenta con 14 equipos completos. Eso genera un panorama complicado al mismo tiempo, ya que los costos de mantenimiento son altos.

“Tenemos los policías con los conocimientos necesarios, tenemos también equipos pero no es suficiente, por ello nosotros somos bomberos que trabajamos para prevenir y no tener incendios. El tema de Bomberos de Yacuiba es un poco complejo, sobre todo porque la mantención de una unidad de esta naturaleza es cara”, puntualizó.

La unidad de Bomberos de Yacuiba cuenta con dos vehículos para incendios estructurales, el vehículo de acción rápida que se encuentra en mantenimiento preventivo, y la unidad Iveco W 5000, que si bien se encuentra operable, a la fecha, desde que fue adquirido, no recibió un mantenimiento acorde o apropiado. La parte mecánica recibe periódicamente reparaciones, pero no así en lo que respecta a la bomba y tanque. Precisamente, en la visita realizada por el equipo de prensa de El Chaco Informa, pudimos evidenciar que el tanque tiene una pérdida de agua.

“El vehículo se encuentra operable (W 5000) pero requiere el mantenimiento necesario de la bomba de presión, para que en incendios de magnitud no tengamos problemas o podamos apoyar en caso de incendios forestales; cabe recalcar que este carro es para incendios estructurales”, indicó Ojeda.

En la visita realizada se pudo evidenciar también que la infraestructura de la Unidad de Bomberos no es de las mejores. Desde el momento del ingreso, se puede observar que falta la mitad del portón. El personal dispone de un conteiner de tres metros de ancho y siete de largo aproximadamente, que es utilizado como oficina y vivienda al mismo tiempo. No hay espacio casi para nada, ni qué decir de las condiciones de salubridad, baños, etc. Durante la noche, 8 efectivos deben hacer turnos para dormir, ya que solo hay 4 literas. “A manera de hacer guardia se turnan, la mitad duerme media noche y luego relevan a los que permanecen afuera. En el día tenemos que sacar la mesa afuera, porque el comedor es también la oficina, entonces tenemos que darle espacio a la secretaria para que pueda trabajar”, acotó el responsable de Bomberos.

También salta a la vista, que no hay las condiciones para el resguardo del poco equipo con el que se cuenta, los vehículos se convierten en improvisados anaqueles o armarios para los mismos, otros están sobre una camilla y el resto, lastimosamente en el suelo.

En cuanto al equipo para atender incendios forestales, Ojeda, explicó que la Unidad cuenta con batefuegos, mochilas, palas, rastrillos y machetes, pero que hace falta implementar otros materiales y herramientas, tal es el caso de motosierras, muy necesarias para atender esta clase de contingencias.

Asimismo, aseveró que el Chaco no cuenta con las condiciones necesarias para afrontar un incendio forestal de grandes proporciones, no solo por la falta de equipamiento e infraestructura, sino por las características y condiciones mismas de la zona, que es muy seca y las temperaturas son bastante elevadas.

“La vegetación que tenemos es diferente, la radiación de calor que podríamos tener sería mayor a la generada en el incendio de la Chiquitanía que es más húmeda. Aquí la madera es más seca y el riesgo es mayor; si no trabajamos en lo que es prevención tendríamos que contar necesariamente con un Supertanker”, acotó.

Finalmente, Ojeda, hizo un llamado a la población para tomar conciencia y que no realicen la quema de terrenos sin antes informar a las autoridades y a la Unidad de Bomberos, para que se pueda realizar el control como corresponde y así evitar cualquier desastre que además de dañar el medio ambiente, pone en riesgo la vida de personas, animales y especies forestales.

Fuente: El Chaco Informa