MENOS CAVERO Y SORIA: CONCEJALES APRUEBAN EL POA 2020 DEL GOBIERNO MUNICIPAL DE YACUIBA

El Concejo Municipal de Yacuiba aprobó en sesión extraordinaria el Plan Operativo Anual (POA) 2020. Nueve de los once concejales votaron a favor. Ana María Soria y Mario Cavero, votaron en contra.

La jornada de ayer, el pleno del Concejo Municipal de Yacuiba, desarrolló una sesión extraordinaria en la que se analizaron los informes de la parte técnica y legal, respecto al POA 2020 del Gobierno Municipal.

La sesión contó además con la participación de técnicos y secretarios del Gobierno Municipal, quienes absolvieron algunas dudas y observaciones planteadas por los concejales. Posterior a ello, con nueve votos a favor, fue aprobada la Ley del POA 2020, que faculta al ejecutivo para remitirlo al Ministerio de Economía y Finanzas Públicas.

Al respecto, el concejal Mario Cavero, que rechazó el POA 2020, en diálogo con El Chaco Informa, explicó que no se tomaron en cuenta las observaciones realizadas respecto al presupuesto que se asigna a salud y educación, y que a juicio de la autoridad, generará problemas la siguiente gestión.

“Mi preocupación mayor y no solo de este año, es el tema salud, primero porque siempre faltaron recursos y la gente se queja de la atención no solo en esta gestión, sino del alcalde anterior. Pero a partir del 2020, entra a través del SUS el 40% de la población que antes no se atendía y, ate eso, el POA no refleja el presupuesto que aumente para poder atender a esa gente. Hablamos de que casi es la misma cantidad de recursos que fueron presupuestados este año, pero en la siguiente gestión se incrementa la cantidad de personas por atender, entonces, la atención tiende a ser similar o bajar, si es que no hay una contraparte del nivel central”, puntualizó Cavero.

Añadió, que el POA contempla muchas actividades que siguen demandando recursos, los cuales son cada vez menos, porque bajaron los ingresos por regalías y el Impuesto Directo a los Hidrocarburos (IDH), y que lastimosamente no se tiene una visión estratégica adecuada para hacer una reingeniería financiera, lo que ocasionará desajustes como ocurre actualmente con el sector educativo.

“La mochila escolar antes era bien pesada, luego se redujo y después desapareció; lo propio con el desayuno, que antes se daba una buena ración, hoy es apenas algo con un valor de un boliviano con veinte centavos. Por ello, el impacto debería medirse y la decisión estratégica apuntar a si es la mejor manera de hacer esa inversión o cambiar a otra, siempre en consenso con la población”, acotó el concejal.

De igual manera, sostuvo que otra de las observaciones realizadas tiene que ver con el agua, tomando en cuenta que los informes de hace dos años señalan que el municipio se encuentra “entre naranja y rojo”, porque los pozos cumplieron casi 20 años en su mayoría y, no se tiene por parte del Gobierno Municipal, un plan para asegurar el líquido elemento para la población.

Fuente: El Chaco Informa