ODECO Y CODEFAUNA REALIZAN CONTROLES TRAS DECLARARSE LA VEDA EN EL RÍO PILCOMAYO

dav

Desde el pasado 16 de septiembre inició oficialmente la veda a nivel departamental, para preservar las especies piscícolas de los ríos de Tarija. Odeco y Codefauna realizan los controles tanto en los puntos de pesca como de comercialización.

Tras la oficialización del inicio de la veda, se establece la prohibición de la pesca con fines comerciales de pescado en el río Pilcomayo. Esta medida, que se determina cada año, tiene como finalidad preservar las especies de los ríos para su reproducción y crecimiento, garantizando de esta manera para años venideros este producto tan apreciado a la región, principalmente el sábalo.

Osvaldo Ortiz Sánchez, veterinario de la Oficina de Defensa del Consumidor (Odeco) de Yacuiba, en diálogo con El Chaco Informa, refirió que una vez recibida la resolución de la veda por parte del Gobierno Regional, se dio inicio a los controles en los puntos de comercialización. Aclaró que la anterior semana, se permitió la venta del sábalo que los comerciantes tenían acopiado, sin embargo, a partir de la fecha se procederá al decomiso y sanciones correspondientes.

“Se está coordinando con la gente de Codefauna, ellos se encargan de los controles en los sectores de pesca y en las trancas, mientras que nosotros en los lugares de expendio. Los comerciantes están cumpliendo, se les ha dejado un espacio de tiempo para que terminen de vender todo lo que tenían acopiado”, dijo Ortiz.

Remarcó que la resolución de la veda fue socializada con los comerciantes, tomando en cuenta la importancia que representa la conservación de la fauna piscícola. Acotó además, que los controles también se extenderán a los lugares donde se vende el pescado frito o a la parrilla.

En cuanto a las especies que se controlan, especificó que los controles se aplican al sábalo, dorado, surubí y bagre. En cuanto a la boga, considerada una especie voraz, todavía se dará un periodo de tiempo para su comercialización, habida cuenta que esta es la época en la que sale más y los reportes de monitoreo indican que no contienen huevos.

“El sábalo no solo sufre la sobrepesca, también la depredación de los mismos dorados o surubíes, por eso es que los controles son más estrictos. Bogas podemos encontrar todavía en los mercados y está permitida su venta, pero con el correr de los días también se van perdiendo”, complementó Ortiz.

Fuente: El Chaco Informa