EL POLICÍA FALLECIDO FORMABA PARTE DEL CONTROL DE CUARENTENA EN LA CHIQUITANIA

El sargento Filomeno Choquehuanca Vargas, de 57 años, falleció este miércoles tras perder la batalla contra el Covid-19. El efectivo formaba parte del comando provincial de la Chiquitania, donde ejercía el control del cumplimiento de la cuarentena, dictada para frenar el avance del coronavirus en el país. Se presume que habría contraído la enfermedad durante el ejercicio de sus funciones.

“Es un camarada que ha dado la vida por su país. Es un camarada que ha puesto en riesgo su vida para darnos bienestar y tranquilidad a todos los habitantes de Bolivia”, aseguró el comandante general de la Policía, Rodolfo Montero. “Nosotros también somos seres humanos. Ahí está la pérdida de una vida humana, de un camarada, de un sargento, porque los ciudadanos no podemos comprender que podemos evitar esto si es que cumplimos con la cuarentena, si es que nos quedamos en casa”, lamentó, a través de un video. 

Choquehuanca fue internado el pasado domingo en un centro de salud en la ciudad de Santa Cruz. Al poco tiempo fue trasladado a la Unidad de Terapia Intensiva, donde perdió la vida el miércoles en la noche. 

A través de un obituario, el comando general de la Policía Boliviana expresó sus condolencias y destacó el que su “amigo y camarada ofrendó su vida en aras del sagrado cumplimiento del deber en la lucha contra la pandemia mundial del Covid-19”. 

Por su parte, efectivos en Oruro, prendieron las sirenas de los vehículos policiales en homenaje al uniformado. 

Este es el primer fallecimiento por coronavirus dentro del cuerpo de policial, aunque no es el único caso positivo. Las autoridades confirmaron este jueves que son 16 los contagiados en la Policía Nacional —13 en Santa Cruz, dos en La Paz y uno en Pando—, ocho en las Fuerzas Armadas y 43 dentro del personal de salud

Las principales autoridades gubernamentales del país también se volcaron a las redes sociales para expresar sus condolencias y lamentar la muerte del policía. Entre ellas, la presidente, Jeanine Añez, quien rindió homenaje a este ” valiente compatriota” y aseguró que el Gobierno velará por su familia. 

Por su parte, el ministro de Gobierno, Arturo Murillo, recordó que la Policía Nacional, las Fuerzas Armadas y el personal de salud “están en primera línea defendiendo a la ciudadanía” y pidió disciplina a la ciudadanía para cumplir con las medidas de prevención.

“Lo que están haciendo con no respetar la cuarentena es exponer a sus familias, a sus hijos, a sus esposas, a sus padres, a sus abuelos y también a toda la familia policial, militar y al sector de salud. Hagamos que este sacrificio valga la pena”, declaró la autoridad, en rueda de prensa.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *