EL SEDES INGRESA A PALMASOLA Y LOS FAMILIARES IMPLORAN AYUDA

Personal del Servicio Departamental de Salud (Sedes) de Santa Cruz ingresó al mediodía de este martes a la cárcel de Palmasola, en Santa Cruz, para atender los casos sospechosos de Covid-19 de los privados de libertad que fueron aislados la noche del lunes.

Entre el pasado viernes y la noche del lunes tres reclusos perdieron la vida, los tres tenían todos los síntomas de Covid-19. Los privados de libertad protagonizaron un motín la noche del lunes alarmados por los fallecimientos, exigían que autoridades y personal de salud ingrese a revisarlos.

Sin embargo, el temor crece dentro y fuera del penal cruceño. Los familiares de los presos llegaron la mañana de este martes hasta Palmasola, preocupados por la situación de sus seres queridos. «Exigimos que nos den un informe médico de nuestros familiares. Esperan a que se estén muriendo para recién atenderlos, anoche uno de ellos murió en el micro que lo llevó al hospital. Les pedimos que nos informen, que nos ayuden, por favor», pidió una mujer que llegó a la cárcel.

Otra mujer contó que tiene a su familiar esperando por atención echado en una carretilla. «Nadie lo atienden, está esperando y ya tiene todos los síntomas, yo pido por favor que los saquen a ellos para que sean atendidos, están al borde de la muerte», lamentó la señora que no podía contener el llanto.

Una abogada que esperaba ingresar al penal contó que su cliente también está en riesgo. «Mi defendido tiene los síntomas, está muy mal y nadie lo atiende, yo quiero entrar porque me hizo llamar para que me entregue sus documentos, pero hasta ahora no puedo», manifestó.

La situación del penal de Palmasola

Según datos de la Asociación de Víctimas Judiciales en Santa Cruz, el 70% de los privados de libertad que están recluidos en la cárcel de Palmasola cumple detención preventiva. La institución pide celeridad en sus procesos.

La afirmación surgió luego de que los reos se manifestaran la noche de este lunes pidiendo también libertad por el temor de ser contagiados con Covid-19.

“El 70% de la gente que está en el centro de rehabilitación Palmasola está con detención preventiva y sólo el 30% tiene la sentencia ejecutoriada. Entonces se hizo la solicitud de que el sistema judicial pueda acelerar todos estos procesos”, dijo la representante de la asociación.

También se expresaron representantes de los internos. Uno de ellos aseveró que muchas personas tienen sus sentencias concluidas  “y otros pueden llegar a un trámite de redención. Estamos pidiendo celeridad”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.