YACUIBA ENDURECE MEDIDAS PARA EVITAR LA PROPAGACIÓN DEL CORONAVIRUS

En conferencia de prensa ofrecida esta mañana, que fue transmitida por la página oficial de esta administración edil, el alcalde de Yacuiba, Ramiro Vallejos (fotografía), anunció que a partir hoy con base en las disposiciones del Decreto Supremo 4245, se endurecerá las medidas de control exigidas para que personas provenientes de otros distritos del país ingresen a ese municipio del Chaco tarijeño, en el que dos instructores militares y un conscripto del Regimiento Aroma contrajeron el coronavirus.


En caso de que algún bus o minivan intente llegar sin la autorización de las autoridades departamentales, el motorizado será secuestrado y tanto el conductor como los pasajeros serán conducidos a los centros de cuarentena, en los que cada uno deberá solventar sus gastos de estadía, alimentación y control médico, además de que serán objeto de los correspondientes procesos penales.


Hasta el momento, las personas albergadas en estos espacios recibían alojamiento y alimentación por cuenta de la Alcaldía.
Esa medida no será aplicada a quienes cumplen los requisitos legales para trasladarse.


Se dispuso, de igual manera, cerrar los caminos vecinales secundarios que recorren en especial vehículos ligeros.
Vallejos explicó que las personas que contrajeron la COVID-19 en esta jurisdicción territorial fueron contagiadas por quienes llegaron de otros distritos sobre la base de las disposiciones contenidas en el Decreto Supremo 4222.


A su turno, el secretario general de la comuna, José Luis García, recordó el enojo del ministro de Hidrocarburos, Víctor Hugo Zamora, cuando se le planteó esa observación.
Lo lógico hubiera sido, indicó, que estas personas guarden cuarentena en los sitios en los que se encontraban antes de emprender viaje. Unos 25 mil ciudadanos se dirigieron a otros municipios, algunos de quienes estaban infectados.


Además, Vallejos recordó los casos de dos buses que fueron obligados a retornar a sus distritos de procedencia pues no contaban con documentación en regla. Uno de ellos provino de La Paz, con un permiso que le facultaba trasladarse a Caranavi, y otro, de Potosí con la posibilidad de llegar a Uyuni.


“No dispusimos el enjuiciamiento de estas personas porque nos hubiéramos llenado de detenidos”, admitió.


Entretanto, los tres uniformados infectados se encuentran aislados en el centro San Pedro, en espera de ser trasladados a la sala COVID-19 del hospital Fray Quebracho, aunque para ello se debe coordinar la atención médica con funcionarios de la Corporación del Seguro Social Militar (Cossmil).


Personal sanitario local busca a los contactos de los tres enfermos para aislarlos y tomarles muestras para que se procesen en el laboratorio molecular de Tarija.


También, a partir de hoy, Yacuiba cuenta con la posibilidad de hacer pruebas rápidas de detección del virus. El Alcalde y 16 funcionarios municipales serán los primeros en someterse a estos exámenes bioquímicos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *