DEFENSORÍA DENUNCIA CASOS DE TORTURA EN BENI POR PARTE DE MILITARES

La Defensoría del Pueblo pide a la Fiscalía de Beni que inicie una acción penal por presuntos actos de tortura que habrían sido cometidos por efectivos militares de la Fuerza Naval de San Ignacio de Moxos en contra de tres personas que fueron detenidas en mayo por infringir la curarente por el coronavirus.

Según una nota de prensa de la delegación defensorial de Beni, la defensora del Pueblo (Nadia Cruz) denunció que la Fiscalía se negó a promover de oficio un proceso penal por los delitos de vejaciones y torturas por lo que los hechos denunciados están impunes.

La Defensoría emitió el 4 de junio la Resolución Defensorial N° DP/RD/BEN/1/2020 que recomienda a la Fiscalía General del Estado “el inicio de los procesos disciplinarios contra el personal del Ministerio Público del Beni y a la Fiscalía presidida por Marthy Mejia  por el incumplimiento a su función de promover la acción pública de oficio”.

La defensora Nadia Cruz informó que se envió a la Fiscalía una resolución para el inicio de “acciones disciplinarias” contra el 2do Distrito Naval «Mamoré» por haber instado a una de las víctimas de hechos de tortura a suscribir un documento privado que ilegalmente coarta sus derechos de acceso a la justicia y no haber comunicado sobre la presunta comisión de este delito a las autoridades pertinentes, entre otras”. 

Según la Defensoría, las denuncias fueron corroboradas por algunos testigos y por el personal médico que atendió a las dos primeras víctimas, luego de la vulneración a sus derechos.

Las víctimas, de quienes se guarda su identidad, de forma coincidente señalaron haber sido detenidas por efectivos militares por incumplimiento de las disposiciones de la cuarentena y que fueron trasladadas al Distrito Naval 2, donde dijeron haber sido sometidas a golpes, asfixiados con una bolsa plástica y sumergidos en agua, como mecanismo de castigo por, supuestamente, haber infringido la cuarentena, según una nota de prensa de la Defensoría del Pueblo.

La delegación defensorial del Beni logró contacto con una de las víctimas y recabó su testimonio y el de su familia. También conoció, por contactos posteriores, que en esa fecha una persona más, bajo el mismo modus operandi, fue sometida a torturas en el mismo distrito naval.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *