MURIÓ NANCY ANDIA, SU PEREGRINAJE REFLEJÓ EL LADO MÁS DESOLADOR DEL COLAPSO EN EL SISTEMA DE SALUD

Nancy Andia luchó siempre. Se iba a convertir en la primera mujer trasplantada de riñón y páncreas en Bolivia, pero esto no pudo ser debido a que falleció por Covid-19 en las últimas horas en un hospital en Santa Cruz. Su peregrinaje para conseguir atención médica, cuando ya tenía dificultad para respirar, se prolongó por más de dos días sin lograr ser admitida en ningún centro de salud.

Con algunas influencias y ante el colapso de hospitales y clínicas, le encontraron espacio en el centro de La Pampa de la Isla, pero faltaba un ventilador mecánico, informó El Deber.

A pesar de ello,la historia de lucha de Nancy conmovió a la población y a los médicos, quienes, a falta del ventilador mecánico, le construyeron uno ya que urgía que sea intubada.

El endocrinólogo, Douglas Villarroel, médico de Andia y quien se movilizó para que ella sea atendida escribió que el coronavirus hizo que su muerte sea “más cruel y dolorosa” porque hubo «situaciones vergonzosas» que contribuyeron al lamentable desenlace.

“El deambular durante dos días en busca de un centro que le brinde oxígeno porque no podía respirar…y que todos la rechacen. El no encontrar dónde dializar porque estaba con Covid-19. El que no hubiera ni un ventilador libre en toda la ciudad para que haya sido intubada antes. El que haya sido contagiada por gente que no ha respetado la cuarentena, ni los cuidados al salir”, detalló el médico como las situaciones que contribuyeron al deceso de Nancy.

Ella tenía problemas en los riñones y diabetes tipo I, por eso constantemente era sometida a diálisis; sin embargo, su salud se terminó de deteriorar por un problema respiratorio y el coronavirus, según destacó el medio cruceño.

El lunes 8 de junio sufrió un paro cardiorrespiratorio y horas más tarde perdió la batalla contra el coronavirus.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *