AUDITORÍA HALLÓ INDICIOS DE CORRUPCIÓN EN COMPRA DE INSUMOS PARA EL SEDES

La auditoría de la compra de insumos de bioseguridad que realizó el Sedes a principios de 2020 para los hospitales Covid-19 por casi un millón de bolivianos reveló indicios de corrupción pública, debido a que la comisión de recepción nunca verificó el ingreso de los materiales a los almaceces, informó este martes la asambleísta departamental, Lizeth Beramendi.

“La comisión de recepción declara que nunca tuvo conocimiento que los insumos de bioseguridad realmente hayan sido recibidos en el Sedes. Indica que no realizó la recepción y que se le obligó a firmar los documentos con el pretexto de regularizar la adquisición de estos insumos”, señala el informe de relevamiento de datos de Auditoría Interna de la Gobernación que difundió hoy la legisladora.

Explicó que la comisión de recepción, conformada por tres funcionarios del Sedes, tenía la obligación legal de revisar que la empresa Trade entregue los insumos y además de revisar su calidad, pero nunca hubo ese accionar.

“Sólo se les obligó a firmar la recepción con el pretexto de la emergencia sanitaria por Covid-19 y nunca vio si llegaron o no los insumos. Los cochabambinos ya hemos visto que no se entregó cuando se tenía que entregar”, declaró Beramendi.

Más datos

La auditoría también detectó que la empresa importadora, Trade, cobró 39 días antes de hacer la entrega el cheque por los insumos, por lo que, se sospecha que en realidad usó esos recursos para comprar los materiales. En tanto, que la encargada de recibir el desembolso no presentó en su momento la documentación que la acreditaba como representante legal de la importadora.

Otro aspecto que se investiga es que la empresa ya estaba adjudicada antes de publicarse  la convocatoriaen el Programa Anual de Contrataciones el 30 de marzo a las 11:01. Según la documentación, Trade ya estaba contratada ese día, pero a las 9:43.    

La asambleísta dijo que el informe de Auditoría Interna No. 182/2020  será enviado al Ministerio Público para que se adjunte como prueba en la denuncia que presentó en contra la gobernadora Esther Soria y al menos 10 funcionarios hace más de un mes sin que hasta la fecha se tengan avances en la investigación.

La denuncia de los compra irregular de insumos salió a la luz en abril pasado en una inspección de asambleístas al depósito del Sedes, donde se verificó que una parte de los materiales como alcohol en gel y barbijos estaban guardados. En tanto, la Gobernadora anunció entonces que iba a esperar los resultados de la auditoría y otros funcionarios justificaron el procedimiento por la disputa que hay en el mundo entero por la compra de equipos básicos de bioseguridad a causa de la pandemia Covid-19.  

Via; Los Tiempos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *