PRESIDENTA CONSIDERA QUE LAS FFAA SE GANARON LA «AUTORIDAD MORAL» POR DEFENDER LA DEMOCRACIA Y CUIDAR LA SALUD

La presidenta Jeanine Áñez consideró este lunes que las Fuerzas Armadas (FFAA) lograron ganarse la «autoridad moral» de Bolivia, después de que defendieron la democracia el año pasado hasta lograr reestablecer la pacificación del país y ahora, en plena pandemia, luchan en primera línea por la salud de la población en general.

    «Una lucha en la cual los miembros de las Fuerzas Armadas ponen en riesgo sus propias vidas y asumen con valentía y serenidad el rol de una institución ejemplar en la sociedad y ser una institución ejemplar, le otorga a nuestras Fuerzas Armadas autoridad moral, que, como saben, es un tipo de autoridad superior a cualquier otra en las sociedades sanas, (pues) pocos Ejércitos en la historia logran autoridad moral», manifestó Áñez, durante su participación, de forma virtual, en el acto de imposición de grados a miembros de la institución militar.

     Agregó que normalmente las fuerzas militares en la historia se limitan a representar el potencial bélico, sin embargo, en Bolivia no sólo son respetadas por ese rol porque «se han ganado, por encima de todo, un enorme respeto y cariño de la gente» con otras acciones en beneficio de la sociedad.

    «Nuestra patria tiene unas Fuerzas Armadas que son respetadas por la autoridad moral que se ganaron defendiendo la democracia y defendiendo la salud de la gente, no es para menos, porque unas Fuerzas Armadas que ayudan a su pueblo a construir la convivencia, de acuerdo a los valores republicanos y unas Fuerzas Armadas que se juegan la vida por la salud del pueblo, son definitivamente unas Fuerzas Armadas que se meren el respeto moral y el cariño de la gente», remarcó la autoridad.

     Por todo ello -agregó la Jefa de Estado- es un honor hacer la imposición de grados a miembros de las Fuerzas Armadas y hacerles entrega de los bastones de mando, sables y espadas, de acuerdo al Decreto Supremo 4291, que fue aprobado después de que la Cámara de Senadores obstaculizó los ascensos en esta institución.

     Por su parte, el ministro de Defensa, Fernando López, remarcó que hoy «no es un día normal o común porque se escribe una página de honor, de reivindicación y justicia para las FFAA», debido a que no sólo se trata de una imposición de grados y entrega de bastones de mandos, sables y espadas, sino que se da a los militares el lugar que merecen.

     La autoridad explicó que llegar al grado de general significa un sacrificio de 30 años de trabajo constante, que implica vivir en diferentes partes del país y en condiciones complicadas.

      Por eso, «no era justo ni es justo, que por un simple castigo (del Legislativo controlado por el MAS) a los que defendieron la democracia y siguen sirviendo al país, no (se haga) un acto formal de entrega de sables, espadas, bastones de mandos y grados. Se va a esperar y el pueblo boliviano espera que cumplan con su deber, que ratifiquen este acto y que sean patriotas, que cumplan con el país, porque no solo están bloqueando una situación absolutamente institucional, sino que siguen bloqueando (hasta) créditos», lamentó López.

Via: ABI

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *