FISCALÍA DESCARTA LA APREHENSIÓN DE MESA Y ANALIZA AMPLIAR LA INVESTIGACIÓN EN SU CONTRA

La Fiscalía Departamental descartó este jueves que se vaya a solicitar una orden de aprehensión contra el expresidente Carlos Mesa, pero adelantó que se analizará si es necesario ampliar la investigación en su contra. 

«Cuando se cita a una persona en calidad de imputado es posible emitir un mandamiento de aprehensión ante una inconcurrencia injustificada. Ante una inconcurrencia de un testigo, de la misma manera es posible librar mandamiento de aprehensión. (…) (En este caso) el testigo se ha presentado, ha prestado su declaración y no tenemos razón para emitir un mandamiento de aprehensión», aseguró el fiscal Omar Mejillones, en declaraciones a la prensa.

«Analizando todo el contenido del cuaderno de investigación, que son de nueve a diez cuerpos, nosotros vamos a concluir si es que corresponde ampliar la investigación en su contra; sin embargo, el hecho que haya hecho uso de una facultad que establece el código penal, no es motivo para ampliar el proceso en su contra», explicó. 

Según detalló la autoridad, Mesa respondió «a unas tres preguntas» de más de 50, antes de que el expresidente hiciera uso de su derecho de abstención. Y si bien analizarán si dicho silencio supone en algún punto obstrucción, el fiscal recalcó que es «derecho» del líder de Comunidad Ciudadana. 

«Vamos a analizar con la comisión para ver si es que correspondería calificar esta conducta como obstrucción. Sin embargo, la ley prevé esa posibilidad de abstención cuando el testigo, ante una pregunta cuya respuesta pueda generar responsabilidad respecto a un hecho que se está investigando, puede hacer uso del derecho de abstención y ese es el derecho que ha hecho uso en la audiencia de declaración el señor Carlos Mesa», sostuvo. 

El exmandatario fue convocado por la Fiscalía después de que la expresidenta Jeanine Añez haya hecho alusión a su participación en los sucesos enmarcados en los conflictos poselectorales de 2019, y conversaciones para pacificar el país tras la salida de Evo Morales de la presidencia del Estado. Durante su comparecencia ante el Ministerio Público, ejerció su derecho de abstención a declarar (derecho al silencio) en vista de que se trata de un proceso penal que, en su opinión, «no tiene ninguna base de legalidad, se fundamenta en hechos falsos y en manipulación de pruebas ‘aparentes”.

Carlos Mesa es parte de cerca a una treintena de personas que la Fiscalía tiene previsto convocar a declarar en el caso del supuesto golpe de Estado.

Via: Pagina Siete

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *