UNA DOCENA DE EXPRESIDENTES REGIONALES RECHAZAN PRESIÓN JURÍDICA CONTRA MESA Y OPOSITORES

La Misión Presidencial Latinoamericana manifestó en un comunicado el rechazo al “hostigamiento y persecución” jurídica contra el expresidente y líder de Comunidad Ciudadana (CC), Carlos Mesa, y piden el cese a la presión judicial contra la exautoridad y líderes destacados de oposición.

“Pedimos al gobierno de Bolivia que modifique el camino que está tomando, que respete los derechos del expresidente Carlos Mesa y otros destacados miembros de la oposición boliviana, y cese la presión judicial que está ejerciendo contra el principal líder de la oposición”, indica el comunicado.

En esa línea, piden al presidente Luis Arce fortalecer los cimientos políticos y jurídicos, y frenar cualquier “aventura autoritaria”.

“El presidente Luis Arce tiene la enorme responsabilidad de fortalecer en su país los cimientos políticos y jurídicos de una democracia republicana, dejando de lado cualquier aventura autoritaria que sólo hará daño a su patria”, finaliza.

En respuesta, el líder de CC agradeció el respaldo de los exmandatarios ante la situación por la que pasan los líderes opositores. “Agradezco el apoyo de ex presidentes, ante la persecución política y el hostigamiento del gobierno contra la oposición democrática.  Necesitamos todo el apoyo internacional ante el objetivo del MAS de llevar a Bolivia al destino de Nicaragua o Venezuela”, tuiteó Mesa.

La misiva fue firmada por los expresidentes Luis Alberto LaCalle (Uruguay), Juan Carlos Wasmosy (Paraguay), Nicolás Barletta (Panamá), Ernesto Pérez (Panamá), Rafael Calderón (México), Jamil Mahuad (Ecuador), Horacio Cartes (Paraguay), Raúl Cubas (Paraguay), Federico Franco (Paraguay), Luis Gonzalez Macchi (Paraguay), Miguel Ángel Rodríguez (Costa Rica) y Jorge Fernando “Tuto” Quiroga (Bolivia).

Carlos Mesa fue citado semanas atrás para declarar por el supuesto golpe de Estado, de 2019, en calidad de testigo. Entonces ejerció su derecho al silencio, al considerar que el proceso penal «no tiene ninguna base de legalidad, se fundamenta en hechos falsos y en manipulación de pruebas ‘aparentes”.

Via: Pagina Siete

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *