ÁÑEZ ABANDONA LA CLÍNICA Y RETORNA A LA CÁRCEL EN LA QUE SE REGISTRAN PROTESTAS EN SU CONTRA

Minutos antes del mediodía de este martes, la expresidenta Jeanine Áñez abandonó el Centro Médico Unimed para ser nuevamente trasladada a la cárcel de Miraflores, donde el Gobierno reporta que existe un “motín”.

La mujer, escoltada por sus hijos, visiblemente débil, fue sometida a un estudio neurofisiológico, para ver si sus nervios y músculos están funcionando adecuadamente, después de atentar contra su vida el sábado.

El ministro de Gobierno, Eduardo del Castillo, confirmó que existe molestia entre las privadas de libertad de ese centro penitenciario, por el trato que recibe la exmandataria, que, a su juicio, goza de “privilegios”.

“Se ha iniciado un motín en la cárcel de Miraflores, vamos a escuchar los móviles sobre lo que está aconteciendo y esperamos que podamos solucionar los pedidos que tienen las privadas de libertad”, dijo la autoridad.

Instó nuevamente a diferentes actores a dejar de hacer política con la situación médica de la exautoridad, debido a que eso “está generando conflictos en los centros penitenciarios del país” y recalcó que “se le resguardan sus derechos” a Áñez, porque “tiene privilegios frente a otras privadas de libertad”.

Para esta tarde se prevé que integrantes de la comisión de Derechos Humanos de la Cámara de Diputados se trasladen a esa cárcel para evaluar la situación, mientras que la expresidenta exige que se le diga qué medicamentos le están suministrando.

Via: El Deber

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *