GOBIERNO PRETENDE ERRADICAR 9.000 HECTÁREAS DE COCA EXCEDENTARIA DURANTE LA GESTIÓN 2021

El ministro de Gobierno, Eduardo del Castillo, informó este martes que desde esa cartera de Estado se pretende erradicar 9.000 hectáreas de coca excedentaria a nivel nacional durante esta gestión. Además, reprochó que durante la administración del gobierno de facto de Áñez solo se eliminaran 675 hectáreas, mientras que en la actual gestión se superaron las 5.300 hectáreas erradicadas y racionalizadas.

“El Informe de Monitoreo de Coca de la Unodc demuestra una vez más que el gobierno de facto de la señora Áñez, nunca tuvo la voluntad de realizar de manera efectiva las tareas de erradicación de cultivos de coca. Luego de 10 años, el 2020 Bolivia experimenta el mayor porcentaje de incremento de superficie de coca en un 15 por ciento, llegando a tener el país 29.400 hectáreas de coca (…). Quiero aprovechar este espacio para reivindicar el modelo boliviano de erradicación concertada y racionalización de coca excedentaria”, aseveró la autoridad.

Del Castillo indicó que desde el ministerio se propuso alcanzar la meta de 9.000 hectáreas erradicadas en el marco de la lucha contra el tráfico Ilícito de sustancias controladas y control de la expansión de cultivos de coca en la presente gestión.

La autoridad de esa cartera de Estado, enfatizó que uno de los desafíos asumidos tras el Golpe de Estado de 2019 fue retomar el modelo boliviano de combate contra las drogas y erradicación concertada. Recordó que en la administración de Áñez se evidenciaron contrataciones irregulares para la Fuerza Especial de Lucha Contra el Narcotráfico (Felcn) y la Fuerza de Tarea Conjunta (FTC), asimismo, se paralizaron las labores de erradicación por 178 días propiciando un decremento de los índices de eliminación de coca excedentaria, según un boletín institucional.

Subrayó que las políticas fallidas para combatir la pandemia del régimen de Áñez, propiciaron una sobreoferta de coca, alterando las dinámicas internas debido al cierre forzoso de los mercados autorizados, ocasionando una reducción en el precio de la hoja sagrada. Asimismo, los bajos niveles de incautación de coca provenientes del Perú y la producción excedentaria local generaron la rebaja de los costos, afectando la economía de los cocaleros.

Estas aseveraciones se dieron tras el informe de “Monitoreo de Cultivos de Coca” que realizó de la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (Unodc). Este informe evidenció un incremento de 15% en los cultivos de coca durante la gestión 2020, en comparación con el 2019.

El Informe de Monitoreo de Cultivos de Coca de la Unodc contó con la presencia del máximo representante de ese organismo en Bolivia, Thierry Rostan, y del canciller del Estado Plurinacional de Bolivia, Rogelio Mayta.

Via: ABI

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *