CREEMOS Y CC ADVIERTEN QUE LA LEY DE LEGITIMACIÓN SERÁ USADA COMO UN INSTRUMENTO DE REPRESIÓN Y PERSECUCIÓN

Creemos y Comunidad Ciudadana advirtieron este lunes que la Ley de Legitimación de Ganancias Ilícitas será utilizada como un instrumento de represión y persecución. La norma fue aprobada por la mayoría del MAS en Diputados y esta semana podría ser analizada por el Senado.

Mediante comunicados, ambas fuerzas políticas de oposición se manifestaron sobre el contenido de la disposición, que conlleva “un gravísimo riesgo para las actividades financieras, comerciales y civiles por los poderes extraordinarios de investigación y/o sanción que confiere a la Unidad de Investigaciones Financieras, Fiscalía, Ministerio de Justicia y Procuraduría General del Estado”.

“La Ley contra la legitimación de ganancias ilícitas Vulnera principios constitucionales y derechos fundamentales. Es otra arremetida del gobierno masista para imponer un Estado policial, usando a la UIF, Ministerio de Justicia y Procuraduría como aparatos de represión y persecución”, señaló Carlos Mesa, representante de CC.

Mientras que Creemos afirma que el proyecto forma parte de una “política legislativa encaminada a violentar la libertad de expresión, libertad de asociación, libertad económica, privacidad y secreto bancario”.

Realizan un llamado a la sociedad civil, colegios profesionales, asociaciones y diferentes instancias a “manifestarse sobre este proyecto que pretende menoscabar los derechos”, enfatizando que la oposición no puede frenar el tratamiento de la norma, por la eliminación de los dos tercios.

En la víspera, la Asociación Nacional de la Prensa de Bolivia (ANP), que representa a los principales medios impresos del país, manifestó que el artículo 11 de la disposición abre las puertas para que se invoque el levantamiento del secreto de fuente, lo que representaría una vulneración a la Carta Magna y un atentado a la tarea libre de periodistas y medios de comunicación en Bolivia.

El texto tiene 59 artículos y 19 disposiciones transitorias. Señala que no se podrá invocar secreto profesional, reserva o confidencialidad en materia financiera, de valores, seguros, pensiones, comercial, tributario, económico, notarial, registro civil, derechos reales, profesionales u otros, cuando la UIF requiera información en el marco de sus atribuciones.

Via: El Deber

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *