MINISTRA DE LA PRESIDENCIA CRITICA POSTURA DE LA IGLESIA CATÓLICA QUE IMPIDE LA INTERRUPCIÓN DE UN EMBARAZO PRODUCTO DE UNA VIOLACIÓN

La ministra de la Presidencia, María Nela Prada, criticó este viernes la postura de la Iglesia Católica que, a lo largo de la historia, calla o encubre las agresiones sexuales, y en este caso, impide que una niña de 11 años pueda interrumpir un embarazo producto de una violación, por lo que el Gobierno nacional interpuso una acción legal con el objetivo de proteger de los derechos de la menor.

«No es posible que terceras personas, ajenas al entorno familiar de esta pequeña a la que se han vulnerado muchísimos derechos, hayan ingresado al hospital, de acuerdo a información, a hacer una especie de reflexión a la niña de contenido altamente religioso, regalándole rosarios, regalándole vírgenes, dando explicaciones que por supuesto no corresponden desde ninguna perspectiva a una menor de edad Esto no solamente es indignante, sino que vulnera una serie de derechos de una menor», explicó.

Prada, en conferencia de prensa en la Casa Grande del Pueblo, cuestionó la postura de la jerarquía de la Iglesia Católica porque, a lo largo de la historia, calla o encubre las agresiones sexuales que se conocen a través de los medios de comunicación.

“Esperaríamos de la Iglesia Católica, de todas las instituciones religiosas, la contundencia en ese rechazo, la contundencia en esa condena y la contundencia de todas las agresiones sexuales, de todas las violaciones que también se conocen, se callan, se encubren, muchas veces y esto a lo largo de la historia en lo que hace a la Iglesia, ahí es donde la Iglesia debía justamente concentrar su atención”, subrayó.

Informó que el Gobierno nacional, a través del Ministerio de Justicia y Transparencia Institucional, solicitó a las autoridades del Órgano Judicial sancionar con todo el peso a todas las personas, por sus acciones y omisiones, por haber vulnerado los derechos humanos y la protección integral conforme al interés integral de la niña.

“La autoridad gubernamental correspondiente ha formalizado esta acción legal dentro de lo que corresponde como rectoría nacional del sistema plurinacional de protección integral de la niña, niño y adolescente pidiendo ante ese estrado iniciar las acciones inmediatas por las presuntas infracciones perpetradas en contra de la niña”, especificó.

Recordó que se procedió a iniciar los mecanismos para interrumpir el embarazo de la menor, conforme a una sentencia constitucional que señala que una mujer, en este caso menor de edad, puede acceder a un aborto legal y seguro en los casos en los que el embarazo sea producto de violación, incesto, estupro o si como resultado de la gestación su vida o salud corren peligro.

Durante más de nueve meses, la niña fue víctima de abusos sexuales por parte del padre de la actual pareja de su madre. El embarazo se descubrió después de que la menor «sintiera movimientos extraños» en su vientre y se lo contara a sus familiares. Ahora, existe una
revictimización de la niña que le afectó psicológicamente que, dada su condición, debía estar pensando en jugar, en sus estudios y en ser feliz como todo niño.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *