MAESTROS ANALIZAN NUEVA PROPUESTA DEL GOBIERNO, SI ES INFRUCTUOSO IRÁN AL PARO DE 24 HORAS

Representantes de las 31 federaciones de maestros urbanos del país, se reunirán este jueves en una conferencia extraordinaria, en la sede de Gobierno, para analizar la nueva propuesta que han recibido del Ministerio de Educación. Uno de los puntos ofrece 110 nuevos ítems adicionales a los ya recibidos: primero 2.500 y luego 800, es decir, 3.300.

Sin embargo, los maestros han pedido al menos 2.000 nuevos ítems, que sirvan para paliar la deuda histórica, que en el país ronda los 13.000 ítems; es decir, que la oferta del ministerio equivale al 5,5% de lo demandado.

Ludwin Salazar, ejecutivo nacional de la Confederación de Trabajadores de Educación Urbana de Bolivia (CTEUB) lamentó que los maestros hubieran sido reprimidos por la Policía en los anteriores días, cuando salieron a las calles por demandas que califica como justas y legítimas. A su juicio, ninguna de las instancias de Gobierno está comprometida con la educación, la que “han dejado a su suerte”, pues no quieren invertir en ella.

Una vez se lleguen a acuerdos, los maestros se reunirán con el ministro de Educación, Édgar Pary, que ayer les envió una nota escrita de invitación al diálogo.

“Somos personas de diálogo, pero de un diálogo sincero, que busque resolver esta situación, no un diálogo tozudo”, manifestó Salazar, que indicó que el cronograma de movilizaciones, que se inició en semanas anteriores, continúa y que, de ser negativo el acercamiento con el ministerio, ratifica que este viernes 18 de marzo los maestros de todo el país irán al paro de 24 horas, con bloqueo de carreteras y cierre de fronteras.

El ministro Pary llamó a la reflexión a los maestros; indicó que todos tienen el derecho a la protesta, mas no a la violencia, y sostuvo que deben ser ejemplo para los estudiantes, que están viendo su comportamiento. Manifestó que en su despacho están abiertos al diálogo.

La demanda de los ítems ocurre porque hay maestros que están trabajando sin cobrar, y otros que están siendo pagados por los padres de familia para que sus hijos no dejen de pasar clases. En Santa Cruz, los padres de familia pagan alrededor de Bs 32 millones al año por los ítems que el Estado no dota. Maestros  y padres explican que el pago que hacen estos últimos es inferior (en algunos casos llega a la mitad) al que hace el Estado, por lo que califican ese pago como simbólico.

Via: El Deber

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *