MORALES DESCARTA COBRO DE INDEMNIZACIÓN POR SU INHABILITACIÓN, PERO ANUNCIA ACCIONES LEGALES PARA IDENTIFICAR A RESPONSABLES

Tras el pronunciamiento del Tribunal Constitucional Plurinacional (TCP) sobre la inhabilitación de su candidatura a senador, el expresidente y líder el Movimiento Al Socialismo (MAS), Evo Morales, descartó el cobro de una indemnización, pero dijo que iniciarán acciones legales para identificar quién dio la orden de asumir esa determinación que ayer fue declarada inconstitucional.

“Nunca hemos pedido indemnización por la inhabilitación política ilegal e inconstitucional a nuestra candidatura como senador por Cochabamba. Estamos sorprendidos de que el Tribunal Constitucional Plurinacional – TCP recién publique una sentencia que siempre supimos debía ratificar nuestro derecho a postularnos”, señaló el exmandatario, la noche del jueves, a través de sus redes sociales.

El TCP declaró el jueves inconstitucional la inhabilitación del expresidente Evo Morales como candidato a senador en las elecciones de octubre de 2020, según informó el presidente de esa institución, Paul Franco Zamora.

La candidatura de Morales a senador por el departamento de Cochabamba fue negada por el Tribunal Supremo Electoral (TSE) que argumentó que el expresidente no cumplía con el requisito constitucional de la residencia permanente porque había recibido asilo político en México y luego refugio en Argentina.

En ese sentido, el TCP falló que no correspondía la inhabilitación de Morales ya que el exmandatario, el 2020, tenía la condición de refugiado político, y además ordenó la indemnización económica por daños civiles y judiciales.

“Iniciaremos todas las acciones legales para saber quién dio la orden para inhabilitarnos. Por #MemoriaVerdadYJusticia el pueblo tiene derecho a saber la verdad. No tenemos la intención de cobrar la indemnización. Nuestra demanda fue por justicia y no por plata (sic)”, aseveró Morales.

En su pronunciamiento a través de las redes sociales, señaló que “una vez más el tiempo y la historia nos dan la razón”. “En enero de 2002, fuimos expulsados del Congreso por orden de la #DEA y la embajada de #EEUU. Pero meses después volvimos con 27 diputados y ocho senadores (sic)”, sostuvo.

“En 2020, la derecha golpista nos inhabilitó y trató de proscribir al MAS-IPSP. Aunque tardía, la sentencia del TCP, muestra que el Tribunal Suprema Electoral y un tribunal de garantías constitucionales actuaron políticamente y atentaron contra el derecho del pueblo a elegir libremente”, acotó.

Via: ABI

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *