BOLIVIA ANUNCIA EN LA CORTE INTERNACIONAL DE JUSTICIA LA INTENCIÓN DE DESMANTELAR LOS CANALES DEL SILALA

En el marco del proceso legal por el Silala, el equipo jurídico que representa a Bolivia comunicó a los jueces de la Corte Internacional de Justicia (CIJ), con sede en La Haya, la intención del gobierno de desmantelar los canales que se construyeron para facilitar el trasvase de esas aguas a Chile.

“He sido autorizado a manifestar que Bolivia tiene la firme intención de proceder a la revitalización de los bofedales (humedal en altura) y que, aunque no se ha tomado una decisión definitiva, el Gobierno cree que la mejor manera de hacerlo será procediendo al desmantelamiento de las instalaciones, aunque se puedan considerar otras posibilidades más costosas”, dijo el abogado francés Alan Pellet durante las audiencias orales de este lunes.

El jurista señaló que en el planteamiento tiene que ver con la postura de Chile, que el viernes expresó que no se oponía a la destrucción de esas obras civiles.

“En lo que se refiere al desmantelamiento corresponde a Bolivia y no a Chile evaluar si lo hace y cuando a menos que la idea de las competencias soberanas pierdan sentido”, precisó Pellet.

Tras el inicio de los alegatos del viernes, este lunes fue el turno de Bolivia. Las explicaciones del país estuvieron enmarcadas en la utilidad de los canales y el «beneficio» que obtuvo Chile de esas aguas, precisamente, gracias al «flujo artificialmente mejorado» de las aguas del Silala.

El pleito, como se anticipó al inicio de los alegatos orales, ya no se centró en la primera demanda chilena para que la CIJ declare al Silala en un río de cauce sucesivo sino en el impacto de los canales y las negociaciones anteriores que estuvieron vinculadas con el pago de compensaciones.

Pellet señaló que la demanda de Chile es equivalente al «estados quo», es decir que la situación actual del Silala continúe sin que exista un «uso equitativo real» de esas aguas porque mientras el país enfrenta las consecuencias medioambientales por el impacto de los canales, la nación vecina se beneficia de los recursos. 

En ese marco, el jurista francés señaló que Bolivia no fue notificada, en un primer momento, cuando el vecino país dejó de usar el agua del Silala para alimentar las antiguas locomotoras a vapor del ferrocarril FCAB. «Bolivia no supo que esas aguas ahora llegan hasta la ciudad de Antofagasta», dijo.

Por su lado, el letrado Gabriel Ecksrtein  mostró los dos bofedales, el del Norte y del Sur, que forman parte del sistema del Silala. Señaló que los canales impidieron que afloren plantas y el ecosistema de mantenga preservado.

En 2016, Chile pidió a la Corte que declare al Silala un «río internacional» y  que, por ello, tiene derecho al uso «equitativo y razonable» de sus aguas. El abogado Mathias Forteau señaló, este lunes ante a los jueces, que no existe ese «derecho adquirido» por parte del Estado chileno porque no existe un pacto específico. 

La vicecanciller chilena, Ximena Fuentes, afirmó el viernes que su país no se hacía cargo de las obras civiles que configuran el sistema de canales del Silala y que no se oponía a su destrucción. Señaló que, de igual modo, el agua pasaría la frontera por efecto de la gravedad. 

El estudio que realizó el Instituto Danés de Hidrología (DHI) sobre las aguas del Silala señala que el flujo de agua que pasa a Chile se reduciría hasta en un 40% si los canales artificiales no existirían en la zona.

Los científicos realizaron simulaciones digitales de la zona y el apoyo de imágenes de satélite, además de perforaciones para conocer la hidráulica del lugar, la evaporación y la construcción de hipótesis del reservorio de agua subterránea que hay en el acuífero.

La respuesta de Bolivia a la demanda de Chile se presentó en 2018. Ese año, el país también planteó una contrademanda en la que exige compensaciones por el uso de las aguas de Silala.

Este martes, el equipo jurídico presentará esos argumentos basadas en negociaciones en la que Chile aceptó hacer esos pagos.

Via: El Deber

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.