CHILE DICE QUE “ES LIBRE DE USAR LAS AGUAS DEL SILALA COMO LE PLAZCA, SIN PAGO O ACUERDO ALGUNO”

“Chile es libre de usar las aguas del Silala como le plazca, sin pago o acuerdo alguno”, afirmó este miércoles el abogado Alan Boye en representación de la vecina nación ante la Corte Internacional de Justicia (CIJ) de La Haya.

Durante la cuarta jornada de alegatos orales en el litigio por las aguas del Silala, el equipo chileno respondió a las tres contrademandas presentadas por el país. El jueves se iniciará la fase de interrogatorios y contra interrogatorios a expertos que realizaron estudios sobre el caudal.

“Si aceptaran ustedes cualquier parte de la demanda sin precedentes de Bolivia, respecto del pago por las aguas del Silala, las implicaciones para los estados corriente abajo en todo el mundo serían muy preocupantes y considerables”, advirtió el jurista.

Recalcó que “Bolivia, si lo desea, puede eliminar las canalizaciones y los beneficios a los que disfruta Chile en la actualidad. Chile no presenta objeciones a la retirada de las canalizaciones”, aunque insistió en alertar sobre “las repercusiones más amplias a los posibles pagos por aguas del Silala, si fueren reconocidos”.

De igual forma, el abogado Stephen Mccaffrey enfatizó que “roza lo absurdo sugerir que algunas de las aguas del Silala se convierten en aguas no internacionales, porque pasan a través de obras fabricadas por los seres humanos y que así se las excluya automáticamente del sistema de aguas que constituye un curso de agua internacional”.

En contraparte, Roberto Calzadilla, agente y embajador boliviano ante Países Bajos, destacó que “Chile aceptó que Bolivia tiene derechos sobre las obras hidráulicas y sistemas de drenaje de las aguas del Silala, y a decidir sobre su conservación, con esta intervención se cerró la primera etapa de las audiencias públicas, la siguiente etapa serán los interrogatorios y contra interrogatorios a los expertos sobre los estudios científicos e investigaciones presentados por ambos países”.

Sin embargo, desde el equipo chileno, la profesora Laurence Boisson De Chazournes indicó que “la cuestión del desmantelamiento de los canales no se mencionó en los intercambios que acabo de presentar, en cambio, sí se evocó la amenaza de Bolivia de cortar del flujo de agua del Silala a Chile. Por tanto, no existía una disputa sobre el desmantelamiento de los canales antes de que la Corte fuera consultada, pero sí existía una disputa entre Chile y Bolivia sobre las aguas del Silala”.

El martes, durante la presentación de las tres contrademandas de Bolivia, el equipo nacional confirmó que el país busca una compensación económica de Chile por el uso de las aguas del Silala, aunque no por el 100 por ciento de los recursos hídricos que logran pasar la frontera, sino por el afluente superficial mejorado por la canalización artificial.

Via: El Deber

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.