PRESIDENTE LUIS ARCE PIDE A LA COB ESTAR EN ALERTA ANTE LOS INTENTOS DE LA DESESTABILIZACIÓN DE LA DERECHA GOLPISTA

El presidente Luis Arce Catacora convocó este lunes a la Central Obrera Boliviana (COB) a mantener la unidad, no bajar la guardia y estar en permanente alerta ante los intentos de desestabilización de la derecha y los enemigos de Bolivia que pretenden debilitar a las organizaciones sociales y socavar nuevamente los cimientos de la democracia a través de un golpe de Estado.

 “La COB, que fue vanguardia en la recuperación de la democracia a fines de los’70 y principios de los años ’80 fue decisiva para recupera la democracia el 2020, debe estar alerta y atenta para responder con firmeza ante cualquier plan desestabilización de la derecha”, señaló en el acto del 70 aniversario de la COB, al que asistieron el vicepresidente David Choquehuanca, la ministra de Trabajo, Verónica Navia y otras autoridades nacionales.

Mencionó que la COB jugó un papel decisivo, primero en la recuperación de la democracia en 2020 y después en la reconstrucción de la economía a través de las cumbres de recuperación económica. El rol de la organización social también está signado por la defensa de la democracia, los recursos naturales y los derechos conquistados por el pueblo.

“Nuestra lucha continúa y este proceso lo defenderemos con nuestra vida. Hermanos, tenemos que entender que las amenazas aún están presentes y para ello debemos fortalecernos, lograr la unidad y estar alertas. No debemos bajar la guardia porque esto sería un gran error ya que los enemigos de Bolivia están buscando dividir nuestras organizaciones porque se han dado cuenta que el instrumento es el pueblo, la clase obrera, la clase campesina y los pueblos indígenas, es por ello que buscan nuestra división”, manifestó.

Mencionó que la derecha reaccionaria no descansa, está obsesionada por derrocar al gobierno popular que emergió de las urnas y para ello buscan la división de las organizaciones para dejar el camino expedito para ejecutar un golpe de Estado fascista para restaurar la República. Indicó que la Central Obrera Bolivia, ante los peligros que se ciernen sobre Bolivia y la democracia, sabrá situarse a la altura de la historia para impedir un golpe de Estado y defender a un gobierno que vela por los trabajadores y el pueblo boliviano.

 “La fuerza proletaria es inconmensurable, la conciencia de clase y su estrecha alianza con el movimiento campesino indígena originario, sujeto histórico de nuestro cambio revolucionario, derrotarán una y mil veces a quienes pretendan restaurar la República discriminatoria de los pueblos que, en ya su larga marcha, han enterrado esa República discriminatoria para dar paso a una sociedad sin excluidos, sin explotados, ni oprimidos”, dijo el primer mandatario.

La COB se fundó el 17 de abril de 1952 y aglutina a todos los sectores laborales de Bolivia. A lo largo de su historia, el ente matriz de los obreros fue un actor principal en los procesos revolucionarios del país y no se puede desconocer su lucha en contra de las dictaduras militares y neoliberales que saquearon los recursos naturales del país.

La COB cobijó en su seno a históricos dirigentes como Juan Lechín Oquendo, Simón Reyes, Víctor López Arias, Federico Escobar Zapata, Edgar (Huracán) Ramírez, Irineo Pimentel, Isaac Camacho, Óscar Salas Moya, Juan Carlos Trujillo, Juan Carlos Huarachi y otros.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.