MINISTRO MOLINA: BOLIVIA NO TIENE PROBLEMAS PARA ENVIAR GAS A BRASIL, BUSCAMOS MEJORAR EL PRECIO

El ministro de Hidrocarburos y Energías, Franklin Molina, afirmó este miércoles que Bolivia no tienen problemas para enviar gas natural a Brasil, lo que busca es un mejor precio para la venta del carburante en el mercado internacional.

Según un boletín, explicó que durante el gobierno transitorio se firmó un contrato con Petrobras, la denominada octava adenda, que perjudica a Bolivia, ya que se acordaron precios muy bajos por el gas boliviano y la modificación del lugar de entrega del hidrocarburo, que genera daño económico para YPFB y el país.

“Es un deber renegociar las condiciones de dicha adenda, porque quien la firmó fue un gobierno de facto al que no le importaban los intereses del Estado (…) Bolivia busca un mejor precio para su gas natural, mejores condiciones y un mejor mercado”, dijo Molina ante esa situación.

Señaló que Bolivia no tiene problemas en vender gas a Petrobras, sino que lo que se busca es mejorar el precio del gas boliviano. Con los términos actuales de la octava adenda, firmada en marzo de 2020 por el gobierno de facto, incluso con la subida del costo del gas, Brasil paga entre $us 6 y $us 7 el millón de BTU (unidad térmica británica, por su sigla en inglés).

“Nosotros hemos intentado de manera escrita y formal pedir la renegociación del contrato con Petrobras. Nuestro presidente de YPFB (Armin Dorgathen) ha estado en Brasil en busca de mejores condiciones en cuanto a precios del gas enviados a Brasil. La respuesta no ha sido la que se esperaba, y ante esa situación, nosotros nos hemos abocado al contrato, donde en una de sus cláusulas se manifiesta que, si una de sus partes no está conforme con el precio, esa parte puede buscar la renegociación”, detalló el ministro.

El titular de esta cartera contextualizó que en la actualidad hay empresas privadas de Brasil interesadas en comprar este recurso nacional a precios que oscilan entre los $us 15 y $us 18 el millón de BTU, incluso precios superiores.

Además, Molina mencionó que hubo otro desacierto de los “golpistas” con la octava adenda al modificar el punto de entrega del gas y transferir el cargo de envío a YPFB, que anteriormente le correspondía a Petrobras. Esta medida beneficia a la empresa brasileña y perjudica a la petrolera boliviana.

“Ahora que YPFB cubre el costo de envío hasta el punto de entrega, nuestra empresa pierde alrededor de 70 millones de dólares por año, y si sumamos los bajos costos del gas, el resultado no es favorable para el país y por eso vamos a buscar mejores condiciones para vender nuestro gas. Bolivia tiene que buscar un mejor precio para su gas natural, mejores condiciones y un mejor mercado”, sostuvo el ministro.

Via: ABI

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.