Veedores: elección judicial fracasa porque no hay voluntad política y por apatía ciudadana

El fracaso de las elecciones judiciales tiene dos ejes principales: la falta de voluntad política de los partidos con presencia en la Asamblea para concluir el proceso; y la apatía ciudadana porque no le interesa el proceso ni las elecciones, esa fue la percepción de una de las responsables de la Veeduría Ciudadana, una de las dos misiones de observación nacional que tiene el proceso de preselección de magistrados en la Asamblea Plurinacional.

“Hay una gran verdad, la gente, la población es muy indiferente a esto (elecciones judiciales) probablemente están preocupados en la cuestión económica, pero realmente no están acostumbrados a participar en asuntos públicos y solamente cuando les toca la experiencia de un juez corrupto o un abogado corrupto, recién sienten la necesidad de contar con autoridad judiciales idóneas, con experiencia, con meritocracia, pero en estos procesos en los que debería participar la ciudadanía todavía no está”, lanzó Sandra Verduguez, de la Fundación Jubileo.

Una decena de organizaciones se unieron para formar la Veeduría Ciudadana que se ocupó de estar presente en todas las audiencias de las comisiones mixtas que realizan la preselección de candidatos a magistrados. Verduguez, que forma parte de esta veeduría dijo que se emitieron dos informes sobre el proceso pero no tuvieron mucha incidencia en la ciudadanía.

“Hace falta un proceso de sensibilización muy fuerte en la ciudadanía para que se interese en estos temas, porque ni los mismos asambleístas, a no ser que sean los que están en las comisiones, se interesan, no hay un compromiso de cambiar la situación”, remató Verduguez.

La preselección judicial está paralizada desde el 8 de abril cuando debía iniciarse la evaluación de los méritos de los postulantes. Desde entonces los parlamentarios no se pusieron de acuerdo y empezaron las acusaciones mutuas de boicotear las elecciones judiciales.

Para los observadores del proceso también hace falta voluntad política de los partidos porque se puede percibir que ninguno de los bloques quiere avanzar en la prosecución del proceso y todos esgrimen alguna excusa.

“La Constitución Política del Estado es muy vulnerable a todos estos recursos, los postulantes tienen el derecho de presentar los recursos, pero se debería pensar de alguna manera en proteger el proceso de preselección, porque si no hay voluntad política esto no se realiza nunca”, aseguró Verduguez.

Las judiciales, según los parlamentarios

Por su parte, el diputado del MAS Hernán Hinojosa advirtió que las comisiones mixtas de Constitución y de Justicia Plural tienen la obligación de reactivar el proceso de preselección de candidatos judiciales, porque de no hacerlo incurrirán en el delito de incumplimiento de deberes

“La determinación del Tribunal Constitucional es clara, ha dicho que tiene que dar viabilidad y continuar con la preselección para las elecciones de las autoridades judiciales, si no obedecen van a caer en una responsabilidad de incumplimiento de deberes”, expresó.

Los presidentes de las comisiones mixtas, los senadores “evistas” Miguel Rejas y Roberto Padilla, determinaron no continuar con este trabajo porque, desde su análisis, se necesita de una ley interpretativa de la Ley 1549 Transitoria para las Elecciones Judiciales 2024, por lo que exigen se convoque a una sesión de Asamblea Legislativa para aprobar la norma.

No obstante, el presidente de la Comisión de Constitución de Diputados, Juan José Jauregui, les recordó que todo proyecto de ley debe iniciar su tratamiento en una de las dos cámaras y no de forma directa.

“La oposición quiere que se entre en sesión y se apruebe una ley corta (…) entonces, no amerita llamar a una sesión legislativa para tratar una ley corta, porque esto desconocería el artículo 163 de nuestra Constitución”, argumentó.

Via: El deber