«La desesperación ya me mata», dice una madre que pide ayuda para encontrar su hija

Sebastiana Valdez, madre de Singry Anabel Paco Valdez, pidió a las autoridades de la Fiscalía y de la Policía Nacional profundizar las investigaciones para dar con el paradero de su hija desaparecida desde el 12 de febrero pasado.

Con lágrimas en los ojos, Valdez está desesperada sin saber noticias de ella, que es farmacéutica y trabajaba en el Centro de Salud de Palmarcito.

«La desesperación ya me mata, no tenemos ninguna pista para saber si está bien. Por eso queremos que se apresuren en las investigaciones, se profundicen para saber dónde está mi hija», declaró la madre

La angustia también impacta en Isabel, la única hija de Singry Anabel y que padece una discapacidad intelectual.

Según Valdez, su nieta, de 20 años, muestra fotos de su madre para preguntar todos los días y algunas veces se asoma a la ventana para ver si ya viene a la casa en el barrio Luis Espinal.

Hace 14 días desapareció su hija, que es la segunda, y ayer en su cumpleaños 61 extrañó bastante el abrazo que le daba en su natalicio.

«Tenía la esperanza de ver con vida a mi hija, pero se está muriendo esa esperanza», expresó Sebastiana en medio de sollozos por la incertidumbre que tiene ella y sus otros cinco hijos.

Su desesperación no termina en medio del dolor que persiste por la partida de su esposo, Leonardo Paco, hace más de un año.

Singry Anabel, de 42 años, desapareció sin dejar rastro el 12 de febrero luego que ese día inicialmente fue en su motocicleta al parque del Cine Center y se encontró con su expareja que junto a una amiga se dirigieron a la discoteca «El Pariente», de donde salió y fue vista por última vez.

Via: El Deber